Blogia
cocinando

Bond-Coctel

Bond-Coctel

Inicio con este articulito una serie, que se irá escribiendo cuando se pueda, dedicada a comidas o bebidas que hayan tenido algún tipo de relevancia en la cinematografía o en la pequeña pantalla.

El comienzo tenía que tener como referencia inexcusable la serie de películas de James Bond. Este personaje fílmico, en sus diferentes encarnaciones pero siempre con el referente de Sean Connery, es un mujeriego, ludópata, asesino sin escrúpulos, amoral y sibarita “gentleman”. Cómo tal, tien unos hábitos de vida supuestamente exquisitos. De ahí sus gustos “refinados” como el caviar, el champán frances –Bolinger RD, por ejemplo- los coches –Aston Martín-, los casinos, las bellas mujeres y como peculiaridad los cócteles, o mejor: un cóctel.

El cóctel Bond es el que nos lleva a escribir este artículo. Siempre pide un wodka-martini “shaken not stirred “, es decir agitado, no removido. El martíni tradicional se elabora a partir de ginebra y vermouth blanco seco con hielo picado y removido. Una de sus variantes es el martini blanco dulce, que cambia el vermouth seco por su variedad dulce. Pero el que nos atañe es una variante del martini que incorpora el vodka como elemento aromático. Una de las características de este cóctel es su sequedad. El vodka ha de tomarse frío y a poder ser helado. La mezcla con el vermouth lo hace una bebida muy poderosa y espléndida para iniciar una conversación. Ese es uno de los secretos de Bond.

La receta es la siguiente:

3 partes de ginebra Gordon´s (yo prefiero Tanqueray pero la original es con Gordon´s

1 parte de vodka ruso. (Elijan su marca)

½ parte de vermouth blanco seco. (En la receta original se usa el vermouth francés Kina Lillet)

En la coctelera se mezclan los elementos y se añade hielo. Se agita y servimos el cóctel.

El agitado responde a la necesidad de enfriar el vodka pues, éste, gana en propiedades al enfriarese.

Esta receta es la bebida preferida del agente 007, que le permite ligar con actrices como Ursula Andres, Diana Rigg, Barbara Bach o Carole Bouquet.

Pruébenlo con su pareja, con su ligue o con los amiguetes. Pero cuidado: su graduación es muy alta; uno puede ser magistral, tres casi seguro que estropean una velada.

© Alfonso Merelo 2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres